menteScopia cómic 10#: Santiago Ramón y Cajal

por | MenteScopia

Haz click sobre la imagen, o aquí, para descargar el cómic en máxima calidad y para imprimir.

Lee todas las tiras en nuestra sección de cómic.

¿Por qué es tan importante conocer la figura de Santiago Ramón y Cajal? Médico y científico español, nacido en Navarra en 1852, fue un verdadero pionero en su campo y el primer científico en describir la estructura del sistema nervioso, lo que lo llevó a ser conocido como el «padre de la neurociencia moderna».

Su legado científico es tan extenso y variado  que ha sido celebrado en todo el mundo. En 1906, recibió el Premio Nobel de Medicina por sus trabajos pioneros sobre la estructura del sistema nervioso.

Las Contribuciones de Santiago Ramón y Cajal a la Neurociencia

Santiago Ramón y Cajal llevó a cabo importantes descubrimientos que cambiaron la forma en que entendemos el cerebro. Su obra es extensa y variada, por lo que resumimos sus principales contribuciones aquí:

  • Cajal descubrió que las neuronas son las unidades básicas e independientes del cerebro. Antes se pensaba que el cerebro era una masa continua de tejido.
  • Propuso que las señales en las neuronas viajan en una sola dirección, desde las dendritas (vía por la que reciben información) hasta el axón (vía que la transmite).
  • Descubrió que el cerebro puede cambiar y adaptarse, lo que es esencial para la memoria y el aprendizaje. A esto se le denomina “Plasticidad Cerebral” y significa que nuestras experiencias pueden modificar nuestras conexiones neuronales.
  • Sugirió que nuestro cerebro integra todos los estímulos (como lo que vemos y escuchamos) en una sola percepción coherente del mundo.

 

¿Se interesó Ramón y Cajal por la Salud Mental?

Ramón y Cajal es conocido principalmente por sus grandes descubrimientos en neurociencia. Empezó estudiando la estructura del cerebro (histología) y su funcionamiento (fisiología), también se interesó mucho por la salud mental, la psicología y la psiquiatría, aunque este tema representó menos del 2% de sus publicaciones científicas.

Cajal destacó especialmente la importancia de las células piramidales, un tipo de neuronas en la corteza cerebral, que consideraba cruciales para el pensamiento y la cognición. Hoy sabemos que cualquier alteración en la producción, migración o conexión de estas neuronas en la corteza prefrontal puede llevar a problemas cognitivos y está relacionada con varios trastornos mentales.

Por otro lado, el interés de Cajal por las funciones mentales comenzó temprano y durante su estancia en la Universidad de Valencia (1884-1887) organizó un Comité de Investigación Psicológica. Allí realizó varios experimentos y abrió una consulta clínica para tratar pacientes con trastornos mentales. En 1927, el neurocientífico fue nombrado presidente de la junta directiva de la Liga de Higiene Mental en España, lo que demuestra su continuo interés y compromiso con la salud mental.

Cajal formó y apoyó a una generación de psiquiatras destacados, con los que fundó en 1920 la revista científica «Archivos de Neurobiología», una publicación multidisciplinaria que incluía trabajos de neurólogos, psicólogos, histólogos y fisiólogos. Además, impulsó un programa internacional de formación para psiquiatras, que permitió a muchos de ellos estudiar con los principales expertos de la época y ayudó a cambiar el enfoque de la psiquiatría española.

Sin embargo, la Guerra Civil Española tuvo un impacto devastador en este grupo de psiquiatras. Muchos fueron exiliados, algunos murieron y otros fueron perseguidos hasta prohibirles ejercer la psiquiatría.

 

El cerebro adolescente según Ramón y Cajal

En 1888, Santiago Ramón y Cajal hizo un descubrimiento crucial: identificó las espinas dendríticas, pequeñas estructuras en las neuronas. Cajal observó que estas espinas eran más abundantes en el cerebro de los jóvenes y que podrían jugar un papel importante en cómo se forman y cambian las conexiones neuronales.

Casi una década después, en 1896, Cajal adoptó la idea de Berkley sobre la sinapsis, la conexión entre neuronas, y pensó que la parte bulbosa de las espinas era crucial para la transmisión de señales neuronales. Sin embargo, en 1911, cambió de opinión y dijo que las neurofibrillas, pequeñas fibras dentro de las neuronas, eran las verdaderas conductoras de la actividad neuronal.

El científico también estudió cómo las células del cerebro, especialmente las células piramidales y las neuronas de axones cortos, formaban redes locales y extensas. Pensaba que estas redes eran clave para funciones superiores como la memoria, el pensamiento y la toma de decisiones. Observó que el cerebro humano tiene muchas más neuronas de axón corto en comparación con otras especies, y sugirió que estas neuronas podrían estar relacionadas con la energía mental y las funciones cognitivas.

 

El legado de Santiago Ramón y Cajal

A pesar de todos sus descubrimientos, Cajal reconoció que había límites en lo que se sabía sobre cómo la estructura del cerebro se relaciona con sus funciones mentales. Esto lo frustraba, ya que deseaba entender completamente cómo el cerebro produce pensamientos y comportamientos complejos. Aún así, su trabajo en el campo de la psiquiatría y la salud mental fue significativo y dejó una huella duradera en la historia de la neurociencia y la psiquiatría.

El legado de Cajal se encuentra ahora disperso entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Colegio de Médicos de Madrid y el archivo de su familia. En 2017, la UNESCO reconoció el legado de Cajal como un Tesoro Patrimonial Mundial, aunque gran parte de su trabajo no está disponible al público. En septiembre de 2022, el gobierno español anunció el año de investigación «Ramón y Cajal» y la creación del Museo Cajal para 2025, con la esperanza de preservar y honrar mejor su legado.

 

 

MenteScopia un proyecto multimedia para divulgar información sobre enfermedades mentales y su prevención. Una apuesta por la educación en salud mental dirigida a la población adolescente y que conciencie a pacientes, familias y otros sectores sociales.

Una iniciativa organizada por PsyNal (Grupo de Psiquiatría Traslacional) y CIBERSAM (Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental) con la colaboración de FECYT – Ministerio de Ciencia e Innovación.

También te podría interesar

Ramón y Cajal y un inquietante vacío #27

Conocemos la importancia del neurocientífico Santiago Ramón y Cajal conversanco con José Ramón Alonso… ¡y el propio Ramón y Cajal!

Mitos y leyendas sobre la esquizofrenia

Mitos y estigmas que rodean al Trastorno Obsesivo Compulsivo

Santiago Ramón y Cajal

El neurocientífico español también se interesó por la Salud Mental.

Con la colaboración de

Con el apoyo de

US