Cómic 3#: Sociedad y trastorno mental

por | MenteScopia

Haz click sobre la imagen, o aquí, para descargar el cómic en máxima calidad y para imprimir.

Lee todas las tiras en nuestra sección de cómic.

 

La Adolescencia: Una Etapa de Transformación Física, Cognitiva y Emocional

 

La adolescencia es una etapa de crecimiento físico, cognitivo y emocional súper intensa. Es un momento de aprendizaje, de sentimientos a flor de piel y de un desarrollo increíble. Es cuando estamos buscando cosas nuevas y nos sentimos más creativos que nunca.

Durante esta fase, nuestro cerebro cambia mucho, lo que explica muchos de los comportamientos típicos de esta edad y es súper importante para formar nuestra identidad y autonomía personal. Para mantener una buena salud mental, es crucial tener hábitos saludables y un entorno familiar, escolar y comunitario que nos apoye.

No obstante, hay muchos otros elementos en nuestra sociedad que producen cambios sustanciales en las funciones y estructuras cerebrales. Vamos a ver algunos de ellos.

 

Factores ambientales

 

Los factores ambientales que nos rodean, como nuestro entorno social y las dificultades que enfrentamos, juegan un papel muy importante en nuestra vida. Si empezamos a enfrentar muchas complicaciones, como presenciar discusiones o peleas en casa, enfrentar dificultades económicas, mudarnos a otra ciudad o país, pasar por múltiples hospitalizaciones o lidiar con problemas crónicos de salud, o situaciones como las provocadas por la pandemia de COVID-19, esto puede afectarnos mucho.

Además, situaciones de alto impacto emocional, como la muerte de alguien cercano, una catástrofe natural como un terremoto, un accidente o cualquier forma de abuso físico, sexual o emocional, también pueden influir negativamente en nosotros. Es más probable que tengamos problemas si pasamos por estas situaciones difíciles, en comparación con llevar una vida tranquila en la que nos sentimos seguros y recibimos cariño y afecto.

 

Cuidar el ambioma

 

El término «ambioma» se refiere al impacto del ambiente en nuestra biología. Todo lo que nos rodea, como la contaminación, el ruido o vivir en zonas de mucho estrés, influye en nuestro cerebro. Esto, a su vez, afecta nuestro bienestar y estado de ánimo.

Por tanto, factores como la calidad del aire y el clima pueden contribuir en el desarrollo de enfermedades mentales o producir un impacto en quienes las sufren. Por eso, al proteger y cuidar estos aspectos ambientales, estamos también cuidando nuestra salud mental.

Si quieres saber más sobre la diferencia entre Ambioma y Exposoma, te recomendamos este vídeo publicado en nuestras redes sociales como Instagram, Twitter o TikTok.

 

Algunos consejos para cuidar el ambioma

 

  • Hábitos de vida saludables. Adoptar un estilo de vida que incluya ejercicio regular, una dieta nutritiva, estimulación mental y reducción del estrés puede tener un impacto positivo en la salud del cerebro y prevenir el deterioro cognitivo. Por ejemplo, realizar actividad física aeróbica y descansar suficiente, mejora las funciones mentales. Te lo resumimos en este vídeo.
  • Estimulación cognitiva. Pasar tiempo realizando tareas mentales complejas, especialmente en la adolescencia y los primeros años de la edad aulta, puede reducir el riesgo de desarrollar trastornos mentales a medio o largo plazo. Aprender nuevas habilidades y mantener una vida intelectualmente activa ayuda a preservar las capacidades cognitivas.
  • Manejo del estrés. Reducir los niveles de estrés crónico es importante para la salud mental. Practicar técnicas de relajación o meditación puede ayudar a manejar el estrés de manera efectiva.
  • Interacciones sociales positivas. Mantener relaciones sociales significativas y participar en actividades sociales contribuye a la salud mental y el bienestar. Cultivar conexiones sociales positivas es un factor protector contra problemas de salud mental. Te lo contamos en este vídeo.
  • Exposición a la naturaleza. Pasar tiempo en entornos naturales, como parques o bosques, puede tener efectos beneficiosos para la salud mental. Estar en contacto con la naturaleza reduce el estrés y mejora el estado de ánimo.
  • Evitar factores de riesgo. Reducir la exposición a factores de riesgo para la salud mental, como el abuso de sustancias, la violencia o el acoso, es crucial. Abordar estos factores de manera temprana puede prevenir problemas de salud mental a largo plazo. En este vídeo te contamos la relación entre el consumo de cannabis y la aparición de brotes psicóticos.

 

El diseño de las ciudades impacta en la salud mental

 

Las ciudades están cada vez más llenas de gente y se espera que siga aumentando hasta más del 50% en los próximos 50 años. Al mismo tiempo, los trastornos mentales han aumentado y esto ha llevado a investigar si vivir en ciudades podría estar relacionado con problemas de salud mental.

Los estudios indican que vivir en la ciudad se asocia con mayor actividad de la amígdala, una parte del cerebro crucial para la respuesta al estrés y la ansiedad. De hecho, las tasas de problemas de salud mental son más altas en las ciudades que en las zonas rurales: aproximadamente un 40 % más de riesgo de depresión, un 20 % más de ansiedad y el doble de riesgo de esquizofrenia

El hacinamiento, la falta de luz natural, el ruido y la contaminación pueden afectar al estado de ánimo y las emociones, además de afectar nuestro cerebro durante la adolescencia. También ver muchos edificios con patrones repetitivos y geométricos puede causar estrés visual. En cambio, la naturaleza, con toda su complejidad, relaja nuestra vista y mente.

 

Cambiar las ciudades para mejorar nuestra salud mental

 

Pero no todo es negativo en la ciudad. Tener buen acceso al transporte público y vivir en áreas urbanas densas puede mejorar nuestra vida social y reducir el riesgo de depresión. Además, las zonas verdes en entornos urbanos reducen la percepción del estrés, ya que, entre otras cosas, se pueden practicar actividades físicas en espacios verdes.

Simplemente mirar el cielo o dar un paseo en un parque con árboles durante cinco minutos, puede reducir nuestra presión arterial, disminuir la frecuencia cardíaca, y bajar los niveles de la hormona del estrés, el cortisol. Además, también puede calmar la actividad neuronal en áreas del cerebro asociadas con problemas de salud mental. Así que la próxima vez que te sientas estresado o abrumado, ¡considera dar un paseo por el parque más cercano!

 

MenteScopia un proyecto multimedia para divulgar información sobre enfermedades mentales y su prevención. Una apuesta por la educación en salud mental dirigida a la población adolescente y que conciencie a pacientes, familias y otros sectores sociales.

Una iniciativa organizada por PsyNal (Grupo de Psiquiatría Traslacional) y CIBERSAM (Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental) con la colaboración de FECYT – Ministerio de Ciencia e Innovación.

También te podría interesar

Sociedad y trastorno mental: testimonios TLP y TDAH

Conoce las historias de Sandra Vázquez, bioquímica, máster en Fisiología y Neurociencia y doctoranda en el CNIC; y de Denis Patiño, biólogo, químico y máster en Neurociencias.

Con la colaboración de

Con el apoyo de

US