Cómic 4#: Cuidado del cerebro

por | MenteScopia

Haz click sobre la imagen, o aquí, para descargar el cómic en máxima calidad y para imprimir.

Lee todas las tiras en nuestra sección de cómic.

 

¿Por qué cuidar el cerebro durante la adolescencia?

 

 

Cuidar el cerebro durante la adolescencia es fundamental por varias razones clave:

  1. Desarrollo cerebral en tu adolescencia. Durante esta etapa, tu cerebro está pasando por cambios importantes que afectan tu identidad, autonomía y toma de decisiones. Es un momento clave para el desarrollo y maduración del cerebro, especialmente de la corteza prefrontal, que te ayuda a planificar, establecer prioridades y tomar decisiones.
  2. Relación con tus experiencias sociales. Los cambios en las áreas del cerebro relacionadas con los procesos sociales pueden influir en cómo te relacionas con tus compañeros y cómo experimentas las situaciones sociales. Esto puede llevarte a comportamientos de riesgo, ya que los beneficios sociales pueden parecer más importantes que las posibles consecuencias de tus decisiones.
  3. Capacidad de aprendizaje y adaptación. Tu cerebro tiene una gran capacidad para adaptarse y responder a nuevas experiencias y situaciones. Participar en actividades desafiantes, hacer ejercicio y practicar actividades creativas puede fortalecer tus circuitos cerebrales y ayudar en tu maduración.
  4. Respuesta al estrés. Debido a que tu cerebro aún se está desarrollando, puedes responder al estrés de manera diferente a los adultos, lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades mentales relacionadas con el estrés, como la ansiedad y la depresión. Reconocer los factores que te estresan y practicar técnicas efectivas de afrontamiento puede ayudarte a manejar el estrés de manera saludable

En este directo de Twitch, encontrarás algunas claves gracias al neurocientífico Facundo Manes.

 

Envejecimiento del cerebro: cómo cambia 

 

Cuando envejecemos, el cerebro cambia y esto puede afectar nuestra capacidad para pensar y hacer cosas. La parte frontal del cerebro es la que más se ve afectada. Envejecer de manera saludable significa poder seguir haciendo nuestras actividades diarias, aprender, tomar decisiones, relacionarnos con los demás y ser útiles en la sociedad.

Nuestra capacidad física y mental, llamada capacidad intrínseca, puede verse afectada por enfermedades, lesiones y los cambios que vienen con la edad. El lugar donde vivimos también es muy importante, ya que debe ayudarnos a mantenernos saludables.

Con más gente envejeciendo, es crucial entender por qué algunas personas tienen más problemas para mantener su capacidad mental, muchas veces debido a la falta de atención médica y a vivir en lugares poco saludables.

 

 

¿Qué podemos hacer para mantener el funcionamiento cerebral saludable ante el envejecimiento?

 

 

Para mantener el funcionamiento cerebral saludable ante el envejecimiento, existen varias acciones y hábitos que pueden ser beneficiosos. Algunas recomendaciones son:

  1. Dieta equilibrada. Seguir una dieta rica en alimentos como el aceite de oliva virgen extra, frutas, verduras, pescado y frutos secos puede ser beneficioso para la salud cerebral.
  2. Control de factores de riesgo. Mantener bajo control la hipertensión, la obesidad, el colesterol y la diabetes puede ayudar a reducir el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.
  3. Ejercicio físico. Realizar actividades que aumenten el ritmo cardíaco y mejoren el flujo sanguíneo al cerebro y al cuerpo.
  4. Estimulación cognitiva. Mantener el cerebro activo a través de actividades desafiantes, novedosas y estimulantes, como aprender nuevas técnicas, practicar actividades artísticas o tomar clases, puede tener beneficios a corto y largo plazo para la salud cerebral.
  5. Bienestar emocional. Cuidar el bienestar emocional y mantener relaciones sociales activas puede contribuir a la salud cerebral y al envejecimiento saludable.

 

 

Demencias y la elevada esperanza de vida de la población

 

La demencia es un término general que describe un deterioro grave de la capacidad mental que interfiere con la vida cotidiana. No es una enfermedad específica, sino un conjunto de síntomas que pueden ser experimentados por personas con diversas condiciones, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, que es el tipo más común de demencia.

Los síntomas de la demencia incluyen un deterioro en las habilidades del pensamiento, como la memoria, el lenguaje, la percepción visual, la resolución de problemas y la capacidad de realizar tareas diarias. Aunque no existe una cura para la mayoría de los tipos de demencia, existen tratamientos que pueden ayudar a manejar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

La elevada esperanza de vida de la población está estrechamente relacionada con el aumento de la prevalencia de las demencias, como la enfermedad de Alzheimer. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente hay más de 55 millones de personas con demencia en todo el mundo, y se prevé que esta cifra se triplique para 2050. La demencia es el resultado de diversas enfermedades y lesiones que afectan al cerebro, siendo la enfermedad de Alzheimer la forma más común, representando entre un 60% y un 70% de los casos.

 

 

Importancia de la socialización para el desarrollo cerebral

 

La socialización y el desarrollo de un «cerebro social» son fundamentales para la salud mental y la prevención de demencias y trastornos mentales. Algunos aspectos clave a destacar:

– Las relaciones sociales son esenciales para nuestro bienestar mental y emocional. Necesitamos interactuar y conectarnos con los demás para sentirnos realizados y felices.

– La socialización desde el nacimiento hasta la adolescencia es indispensable para que en la adultez «se active el cerebro» y se impulse una experiencia social saludable.

– Interactuar con otros es la mejor manera de desarrollar plenamente nuestro cerebro, tanto en los primeros años de vida como en la adolescencia.

– La ausencia de relaciones sociales afecta al desarrollo del cerebro en general.

– La falta de socialización tiene efectos negativos en el estado de ánimo, el comportamiento, la salud cognitiva y las habilidades motoras.

– Existen áreas anatómicas y funcionales en el cerebro que nos convierten en seres sociales, como la empatía emocional y el sistema de neuronas espejo.

– La motivación para estar en contacto con otros activa regiones cerebrales esenciales para la supervivencia.

– Cuando estas relaciones no son satisfactorias, pueden convertirse en una de las principales causas de estrés.

 

 

Signos de deterioro cognitivo leve

 

En el contexto de la adolescencia, es importante conocer los posibles signos de deterioro cognitivo leve. Aunque es poco común a esa edad, puede ser un indicador temprano de un trastorno neurodegenerativo futuro como la demencia también en las personas con las que convivimos. Algunos signos a tener en cuenta:

– Dificultad para realizar más de una tarea a la vez

– Problemas para resolver problemas y tomar decisiones

– Olvidar hechos o conversaciones recientes con mayor frecuencia

– Tardar más tiempo en llevar a cabo actividades mentales más difíciles

– Quejas frecuentes de fallos de memoria, especialmente en la memoria episódica

– Deterioro leve en el lenguaje, como dificultad para encontrar la palabra adecuada

– Alteraciones en la realización de actividades y función visoespacial

– Leve interferencia en las actividades y funcionamiento de la vida diaria

Es importante destacar que el deterioro cognitivo leve en la adolescencia es poco común y que estos signos pueden deberse a otras causas como estrés, ansiedad o cambios hormonales propios de la edad. Sin embargo, si los síntomas persisten o empeoran, es recomendable una evaluación médica para descartar posibles trastornos.

 

MenteScopia un proyecto multimedia para divulgar información sobre enfermedades mentales y su prevención. Una apuesta por la educación en salud mental dirigida a la población adolescente y que conciencie a pacientes, familias y otros sectores sociales.

Una iniciativa organizada por PsyNal (Grupo de Psiquiatría Traslacional) y CIBERSAM (Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental) con la colaboración de FECYT – Ministerio de Ciencia e Innovación.

También te podría interesar

El otro lado de las demencias y un té en el hospital #22

¿Qué es realmente el alzheimer? ¿Cómo impacta esta enfermedad en quienes la padecen y en quienes los rodean? Ignacio Crespo mantiene sus entrevistas telepáticas con la psiquiatra Raquel Polo y el investigador Javier Burgos

Cerebro y emociones

Por Ana María Giménez

Con la colaboración de

Con el apoyo de

US