Twitch: «Sustancias psicoactivas y Salud Mental» con Alvaro Palma

por | MenteScopia

 

Sustancias psicoactivas, término recomendado por la OMS

Palma destaca que el término «sustancias psicoactivas», recomendado por la Organización Mundial de la Salud, es más adecuado que el de «drogas», porque abarca todas las sustancias que modifican la función cerebral.

Las sustancias psicoactivas han acompañado a la humanidad desde sus inicios, e incluso otros animales en la naturaleza consumen estas sustancias. El psiquiatra explica que tanto las sustancias endógenas (producidas por el cuerpo) como las exógenas (introducidas desde el exterior) pueden tener efectos positivos y negativos según el contexto y la persona. Por ejemplo, la adrenalina puede ser útil para escapar de un peligro, pero perjudicial si se produce en exceso debido al estrés laboral.

 

La influencia de la genética y el ambiente en las Adicciones

El Dr. Palma explicó que tanto los genes como el ambiente juegan un papel crucial en el desarrollo de trastornos adictivos y pueden aumentar el riesgo de adicciones. Sin embargo, la evidencia actual no es lo suficientemente consistente como para señalar genes específicos como causantes directos de la adicción. Es decir, no existe un «gen de la adicción».

En el encuentro, Palma mencionó que la adolescencia es una etapa especialmente vulnerable a las adicciones debido a que el cerebro aún está en desarrollo. Comenzar a consumir sustancias a una edad temprana puede aumentar la probabilidad de desarrollar un trastorno por uso de sustancias. Además, algunas sustancias, como el cannabis, pueden aportar más riesgos durante la adolescencia debido a su impacto en el desarrollo neuronal.

No te pierdas el directo especial que mantuvimos sobre adicciones con Ignacio Civera, Oihan Iturbide y Daniel Orts.

 

La Importancia de la Información y la Cultura Social en el Consumo de Drogas

El Dr. Palma subraya que el acceso a información verídica y sin prejuicios sobre las sustancias psicoactivas es crucial para que los adolescentes tomen decisiones informadas. A menudo, las campañas antidrogas se enfocan en el miedo y la moralidad, lo que puede ser contraproducente. Cuando los adolescentes prueban una sustancia y no experimentan los efectos catastróficos que les habían advertido, pueden perder la confianza en las advertencias de los adultos y las autoridades sanitarias.

Palma también destaca que el entorno social y cultural influye en el consumo de drogas. En sociedades donde el alcohol y el tabaco son socialmente aceptados y de fácil acceso, los adolescentes pueden estar más inclinados a consumirlos. Además, la presión social y la curiosidad durante la adolescencia pueden llevar a probar estas sustancias, lo que puede resultar en un consumo habitual y potencialmente adictivo.

 

Evidencia científica sobre sustancias psicoactivas

Para reducir los riesgos asociados al consumo de drogas, Palma recomienda proporcionar información basada en evidencia científica y libre de prejuicios morales. También sugiere que los padres mantengan una comunicación abierta con sus hijos sobre el consumo de sustancias, para que estos se sientan seguros al hablar sobre sus experiencias y no recurran a comportamientos de riesgo en secreto.

Para información sobre comportamientos de riesgo, sustancias psicoactivas y psicosis, recomendamos la charla de la doctora Nathalia Garrido (10 minutos de duración).

En lugar de solo hablar de legalización, algunos prefieren el término «regulación». Esto se debe a que, aunque sustancias como el alcohol y el tabaco son legales, también traen problemas. Regular las sustancias podría ayudar a reducir los riesgos, controlando su calidad y distribución. Esto es diferente del uso medicinal y recreativo del cannabis. En el uso medicinal, las dosis están controladas y supervisadas por profesionales de la salud, lo que no siempre sucede en el uso recreativo.

 

Seguridad y pedir ayuda para abandonar una adicción

La seguridad en las dosis es otro aspecto importante. En general, la única dosis completamente segura es cero. Sin embargo, hay organizaciones como Energy Control que ofrecen información sobre las dosis mínimas efectivas y las dosis letales de varias sustancias. Además, la adicción no siempre depende de la dosis, ya que puede desarrollarse incluso con consumos moderados y regulares.

Mezclar sustancias también es arriesgado. Es recomendable evitarlo debido a las posibles interacciones adversas. Servicios como Energy Control pueden ofrecer información específica sobre estas interacciones.

Si alguien quiere dejar una adicción, la edad no es un obstáculo. Se puede buscar ayuda en cualquier momento y hay muchos recursos y programas para apoyar a las personas en su recuperación. Lo importante es reconocer el problema y estar dispuesto a buscar y aceptar ayuda, ya sea de profesionales de la salud, grupos de apoyo o servicios especializados en adicciones.

Más encuentros en Twitch en nuestra página web.

MenteScopia un proyecto multimedia para divulgar información sobre enfermedades mentales y su prevención. Una apuesta por la educación en salud mental dirigida a la población adolescente y que conciencie a pacientes, familias y otros sectores sociales.

Una iniciativa organizada por PsyNal (Grupo de Psiquiatría Traslacional) y CIBERSAM (Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental) con la colaboración de FECYT – Ministerio de Ciencia e Innovación.

También te podría interesar

Drogas de uso recreativo: una doble cara #6

¿Qué riesgos encontramos en el consumo de sustancias psicoactivas?

Drogas de uso recreativo y una cena con sumo #24

Ignacio Crespo conversa sobre en una cena con sus amigos: el médico Daniel Orts, el doctor en ingeniería Hono y la psicóloga Elisabet Domínguez-Clavé.

Sustancias psicoactivas: una doble cara

¿Qué riesgos trae a nuestro cerebro el consumo de sustancias psicoactivas?

Con la colaboración de

Con el apoyo de

US