Twitch: «TCA: Trastornos de la Conducta Alimentaria» con Rafaela de la Mata

por | MenteScopia

Más encuentros en nuestra sección de Twitch.

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son trastornos psicológicos graves que conllevan alteraciones de la conducta alimentaria. Estos trastornos se caracterizan por un comportamiento patológico frente a la ingesta alimentaria y una obsesión por el control de peso.

Las personas afectadas muestran una fuerte preocupación en relación al peso, la imagen corporal y la alimentación, lo que puede desencadenar enfermedades físicas importantes y, en casos extremos, incluso la muerte. Los TCA incluyen patologías como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, el trastorno por atracón, entre otros, y afectan tanto al estado físico como mental de la persona, con graves consecuencias para la salud y el funcionamiento psicológico y social.

Sobre esto hablamos en el tercer directo de la segunda temporada de menteScopia en Twitch. La investigadora, divulgadora y streamer SherezadeMR, conversó con Rafaela de la Mata, psiquiatra en la Unidad de hospitalización breve de Salud Mental Adolescentes del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.

 

Redes Sociales y Trastornos Alimentarios en la Adolescencia

La adolescencia es una etapa crítica marcada por la vulnerabilidad a los trastornos de la conducta alimentaria, y la exposición a redes sociales puede exacerbar estos problemas. En la era digital, los preadolescentes y adolescentes tienen acceso constante a redes sociales, lo que los expone a imágenes y mensajes que pueden influir negativamente en su autopercepción y hábitos alimentarios. Estos jóvenes, en una fase de desarrollo sensible, reciben numerosos inputs sobre la imagen corporal y la alimentación, lo que puede desencadenar trastornos como la ortorexia, que implica una obsesión por la calidad de los alimentos, llevando incluso a la desnutrición.

El impacto de las redes sociales se agrava debido a la difusión de información no verificada por personas sin formación en nutrición o salud. Estos influencers pueden propagar tendencias perjudiciales, afectando no solo a adolescentes, sino también a jóvenes adultos en etapas de vida inestables, como los universitarios. Aunque algunas celebridades reconocen públicamente sus luchas con la alimentación, promoviendo una imagen más realista, la mayoría de los contenidos en redes sociales presenta imágenes idealizadas y retocadas, distorsionando la realidad y contribuyendo a una percepción dañina de la salud y el cuerpo.

 

La Importancia del Acompañamiento Familiar en las Comidas

Es fundamental que los padres acompañen a sus hijos adolescentes durante las comidas, especialmente a partir de los 14 o 15 años cuando suelen quedarse solos en casa. Aunque el trabajo puede dificultar esta práctica, evitar que coman solos puede prevenir problemas como saltarse comidas o la obsesión con el peso. Eliminar las básculas del hogar también puede ser una medida preventiva eficaz.

Comer en familia no solo proporciona supervisión, sino que fortalece el vínculo social y emocional, ayudando a los adolescentes a sentirse acompañados y escuchados. Este tiempo compartido permite detectar y abordar precozmente signos de trastornos alimentarios, lo que es crucial en una etapa de mayor vulnerabilidad y exposición a estímulos perjudiciales. La mayor concienciación sobre la salud mental y la reducción del estigma han mejorado la prevención y el diagnóstico temprano de estos trastornos, especialmente tras el aumento observado durante la pandemia.

 

El Infradiagnóstico en TCA

El infradiagnóstico de trastornos alimentarios, como el trastorno por atracón y el trastorno selectivo del alimento, sigue siendo un desafío significativo. Estos trastornos, que incluyen la evitación y restricción de alimentos, a menudo no se detectan a tiempo, incluso por profesionales experimentados. La prevención y detección temprana son esenciales, y aunque ha habido avances en la formación y conciencia sobre estos problemas, el culto a la belleza en la sociedad actual complica aún más la situación. Esta obsesión por la perfección física, exacerbada por las redes sociales y la cultura popular, impone estándares inalcanzables que afectan profundamente la salud mental de los adolescentes.

Entre los trastornos alimentarios más conocidos se encuentran la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa. La anorexia se caracteriza por un bajo peso extremo, distorsión de la imagen corporal y disfuncionalidad social, con tipos restrictivos y purgativos. La bulimia, en cambio, no siempre implica bajo peso ni alteración de la imagen corporal, pero se manifiesta en episodios de atracones seguidos de conductas compensatorias. Los trastornos por atracón y selectivo del alimento también presentan desafíos diagnósticos debido a su naturaleza más oculta y la culpa asociada, lo que dificulta su identificación y tratamiento adecuados.

Más encuentros en Twitch en nuestra página web.

MenteScopia un proyecto multimedia para divulgar información sobre enfermedades mentales y su prevención. Una apuesta por la educación en salud mental dirigida a la población adolescente y que conciencie a pacientes, familias y otros sectores sociales.

Una iniciativa organizada por PsyNal (Grupo de Psiquiatría Traslacional) y CIBERSAM (Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental) con la colaboración de FECYT – Ministerio de Ciencia e Innovación.

El peligro de cuidarse demasiado y una chapata ecológica #23

Ignacio Crespo mantiene sus peculiares entrevistas telepáticas a Silvia Álava, doctora en psicología y psicóloga sanitaria, y Daniel Ursúa, dietista y nutricionista con especial experiencia en pacientes con TCA.

TCA: siete dudas habituales que quizás no te preguntaste

Los TCA son patologías complejas con múltiples factores de origen.

Secuelas de los TCA

Sufrir un trastorno de la conducta alimentaria tiene secuelas en el futuro

Con la colaboración de

Con el apoyo de

US